Estudios confirman que tomar un vaso de vino tinto es igual que ir al gimnasio durante 1 hora. Mira los detalles.

A pesar de que el vino cuenta con cierto grado de alcohol, puede ayudar a perder peso y está comprobado científicamente aunque parezca absurdo.

Esta teoría está basada en las palabras del hombre que inventó la vacuna contra la rabia, Louis Pasteur, quien en una ocasión comentó que el vino era una de las bebidas más sanas, mucho más que otras en el mundo.

El vino fue inventado en Medio Oriente aproximadamente hace 6000 a.C. En la actualidad es una de las bebidas más consumidas en el mundo, en el especial porque se ha descubierto que tiene excelentes beneficios para la salud, desde luego llevando un consumo moderado.

A continuación, te mostramos los beneficios que aporta el vino a los seres humanos:

Ayuda a tu corazón

Algunos científicos encontraron que el vino contiene antioxidantes que mejoran la salud de nuestro sistema cardiovascular. En un pequeño pueblo en Francia existen personas que consumen vino con frecuencia y suelen vivir más años que cualquier otra persona en el mundo.

Mejora la visión

Beber vino con moderación puede generar un 32% menos de posibilidades de contraer enfermedades de la vista como las cataratas.

Reducir el riesgo de contraer cáncer

El resveratrol no sólo ayuda con los problemas de memoria sino también puede matar las células cancerígenas de nuestro cuerpo ya que detienen la producción de la proteína que alimenta las células malignas.

Ayudan a combatir el resfriado

Gracias a que es rico en antioxidantes, puede ayudar a disminuir riesgo de contraer un resfriado en un 40%, sólo necesitas beber por lo menos 14 vasos de vino a la semana.

Atrasa el deterioro cognitivo

Debido a que es un increíble antioxidante, puede evitar que las células se deterioren y así prevenir la aparición de distintas enfermedades que atacan las células.

Incrementa la esperanza de vida

Gracias a que el vino está hecho de uvas y la piel de esta fruta contiene resveratrol, ayuda a evitar el envejecimiento prematuro, también ayuda a producir una proteína que aleja las enfermedades relacionadas con el envejecimiento. De acuerdo con un estudio, fue comprobado que las personas que beben vino tienen una tasa menor de mortalidad a aquellas que no lo consumen.

Ayuda a la memoria

Con el paso del tiempo las funciones del cerebro van disminuyendo, por lo que para prevenir esto es importante beber vino ya que el resveratrol, activa el cerebro y mejora la memoria.

Disminuye el colesterol

Las personas que consumen vino tienen al menos hasta un 9% más bajo los niveles de colesterol que aquellas que no lo consumen.

Reduce el riesgo de padecer depresión

Algunos estudios han demostrado que consumir vino sin importar en que cantidad sea ayuda a reducir el riesgo de sufrir depresión.

Ayuda con problemas de salud bucal

Gracias a los polifenoles que posee el vino, detiene el crecimiento de las bacterias que causan el mal aliento y dañan los dientes, es por eso que para prevenir los problemas de caries se debe beber vino regularmente.