Los 9 momentos en los que más sentimos ganas de tener relaciones: ¿concuerdas con la lista?

Echa un vistazo a las 9 situaciones en las que más nos dan ganas de tener relaciones Presta atención para ver si estás de acuerdo con la lista.

1. Durante el SPM

A pesar de la irritación, hinchazón y diversas molestias, el síndrome premenstrual puede causar, en algunas mujeres, muchas ganas de tener $ex0. Esto ocurre debido a las alteraciones hormonales que ocurren en el período y por una posible conexión con el 0rg4smo, que libera endorfinas y minimiza el impacto del SPM.

2. Cuando estás menstruando

Durante la menstruación también es común el aumento de la libido, una vez más provocado por cuestiones hormonales. Esto sucede porque, en el período menstrual, los niveles de testosterona, una de las principales hormonas responsables de la excitación, se incrementan.

3. Al beber alcohol

Cuando bebemos alcohol, normalmente nos sentimos más relajadas e incluso confiadas. El alcohol puede proporcionar, para algunas mujeres, una liberación grande de los sentidos y deseos, haciendo que sientan más ganas de tener $ex0.

4. Por la mañana

Las ganas de tener $ex0 al despertar son comunes porque durante la madrugada estamos relajadas y la producción de testosterona todavía es alta, especialmente en las primeras horas del día.

Tener sexo temprano, por lo tanto, puede todavía remitirse a una sensación de bienestar provocada por la oxitocina, la hormona que hace que las parejas se sientan más cercanas a lo largo del día.

5. Cuando ves una escena de sexo en la tele

Con tu pareja están acostados en la cama o en el sofá y, de repente, una escena de sexo surge en la pantalla, haciendo que sientas el deseo incontrolable de tener sexo. Nada más natural, ya que la estimulación visual sumada a la proximidad con el compañero pueden resultar en una situación bastante picante.

6. Cuando tu pareja sale de la ducha

Tener ganas de mantener relaciones sexuales cuando el compañero sale del baño también suele ser común entre las mujeres. Observarlo desnudo o envuelto en una toalla con la piel húmeda y perfumada puede garantizar excitación extra.

7. Luego de discutir con tu pareja

No es raro escuchar el relato de parejas que afirman haber tenido una de sus mejores noches de sexo después de una pelea. De hecho, toda la situación tensa puede haber sido provocada por el exceso de energía contenida que se libera con el coito.

8. Cuando no deberías hacerlo

¿Para ti lo prohibido es más sabroso? Entonces, ciertamente por eso has experimentado una gran excitación y ganas de tener sexo exactamente en un momento en que el acto es prácticamente imposible: en una playa llena, un baño público, un estacionamiento o cuando otra persona está durmiendo en la habitación al lado de ustedes y no pueden hacer ruido.

9. Cuando duermes «cucharita»

Antes de dormir o cuando te despiertas, si están acostados haciendo cucharita, las ganas de tener sexo pueden aumentar hasta que sea imposible evitarlo. El contacto directo de los cuerpos, la piel y la respiración son motivos suficientes para iniciar una relación íntima y picante.