Loading...

9 personas que vencieron a la muerte y la vida les dio otra oportunidad

La vida nos enseña que las cosas no siempre salen como esperamos; algo puede sorprendernos de golpe o cambiarnos el rumbo; a veces nos enfrenta a ciertas situaciones que nunca creímos poder superar, pero lo hicimos y hoy somos más fuertes. No nos derrumba tan fácil.

Es tan maravillosa e increíble la vida que, sin importar los errores que cometamos, siempre nos bendice con una segunda oportunidad. ¿Cuántas veces creíste que todo estaba perdido pero te levantaste? Y no sólo eso, sino que aprendiste una lección que te convirtió en lo que eres ahora.

No todos viven para contarlo, muchos se quedan en el camino, se pierden de seguir disfrutando lo hermosa que es la vida. Valora lo que tienes hoy, porque mañana tus planes pueden cambiar.

Es importante que nunca olvides que hay que tener fe y esperanza, que si una puerta se cierra se abren dos ventanas. Nunca te rindas, esas adversidades son sólo obstáculos que te hacen más fuerte.

Las historias que te traemos a continuación son prueba de que siempre hay una razón para despertar y sobreponerse a cualquier problema. ¡Mientras hay vida hay esperanza!

9.- Sobrevivió al ataque de un tiburón.

Se llama Hunter Treschl y es el jovencito que sobrevivió al ataque de un tiburón. En Carolina del Norte (Estados Unidos) se supo mucho de este caso. Un día normal la familia Treschl se divertía nadando en el mar. De pronto Hunter, de 16 años, dijo que había visto un pez muy grande… Tras de su advertencia todos nadaron de prisa para salir del agua, en cambio él sintió que el animal le arrancaba el brazo de una mordida. El tiburón se alejó mientras Hunter llegaba a la orilla con ayuda de un primo. Socorristas y médicos lograron salvarlo y ahora lleva una vida normal, a pesar de su encuentro con “el terror de los océanos”.

8.- El salto de paracaídas.

Este salto no muchos se atreven a darlo; sin embargo la temeraria Makenzie Wethington pidió probar esta experiencia el día de su cumpleaños.

Su padre le regaló el boleto para hacerlo y la llevó al parque. El avión despegó, el papá se quedó en tierra para ver a su hija en el aire. Luego de que la nave ganó altura la joven se lanzó sin pensarlo dos veces, sólo que en su prisa no se dio cuenta de que el paracaídas estaba defectuoso. Al abrirse se enredó y no pudo detener la caída de la chica, ante la desesperación y la impotencia del señor Wethington. Contra todas las probabilidades, Makenzie sobrevivió a la caída de casi 1,166 metros. Duró meses en terapia, pero afortunadamente pudo volver a caminar y a hacer su vida igual que antes.

7.- Enterrado vivo.

Este niño tuvo un inicio de vida muy cruel: lo abandonaron sus padres por nacer con labio leporino. Como no quisieron matarlo, lo encerraron en una caja y lo medio enterraron en un bosque de la provincia de Guangxi (China). Un guardabosques escuchó su llanto, se acercó y descubrió que había un bebé enterrado. Lo sacó y lo llevó al hospital, pues estaba desnutrido y con principios de hipotermia. El chico sobrevivió y espera en una casa hogar por unos padres amorosos.

6.- La bomba atómica.

Te parecerá un poco obvio, pero los sobrevivientes de las bombas atómicas que devastaron a Japón en 1945 recibieron una segunda oportunidad. Sunao Tsuboi, entonces de 20 años, se salvó del arma de destrucción masiva más poderosa de la humanidad, que destruyó Hiroshima. Relató en una entrevista que camino a la escuela escuchó un estallido, y vio elevarse una gigantesca nube de humo como a kilómetro y medio de distancia. Esta bomba dejó más de 140,000 personas muertas por el impacto y muchas más por la radiación. Sunao cuenta que logró resguardarse en una bodega y cuando salió vio todo completamente destruido, a sus amigos desvaneciéndose y a sus compañeros, muertos. Setenta años después relata esta terrible experiencia y aún siente el horror que vivió ese día.

5.- Terremoto de Nepal.

Este terremoto, ocurrido en abril de 2015, lo recordamos porque ha sido uno de los que más víctimas han cobrado en la historia. Cinco mil personas no alcanzaron a ver la luz del siguiente día. Pero la esperanza se manifestó en el cuerpo de una bebe de un par de meses de nacida. Estaba entre los escombros de un edificio derrumbado y su llanto atrajo a varios soldados. Soint Awal, de pocos meses de edad, sobrevivió al sismo de 7.8 grados Richter que afectó también a India y Tíbet.

4.- El Holocausto.

Todos conocemos los abusos del gobierno de Adolf Hitler y la Alemania nazi. Sabemos de los horrorosos castigos que causaron a millones de personas inocentes. Hirsz Litmanowicz, de origen polaco y judío, a sus 12 años de edad fue marcado como uno de los prisioneros en quienes se podían hacer experimentos de todo tipo. En su cuerpo probaron gran cantidad de virus y bacterias así como curaciones. Después de meses de tortura, escapó y emigró a Perú. Desde ahí contó su horrible experiencia. Lo lamentable es está seguro de que esa historia se repetirá.

3.- Perdió la mitad del cerebro.

Como podrás ver, este hombre perdió la mitad del cerebro luego de un accidente de tráfico por manejar en estado de ebriedad. Carlos Rodríguez chocó tan fuerte, que salió disparado de su vehículo. No recuerda nada de lo que sucedió, sólo que un día despertó y esa era la forma de su cabeza. Tras semanas de intervenciones los médicos le salvaron la vida, pero tuvieron que cortar un poco el cerebro y el cráneo. Carlos no perdió ninguna de sus funciones primarias y hoy se dedica a dar pláticas para sensibilizar a la gente a no manejar después de beber alcohol.

2.- Inyección letal.

No es común, pero varios criminales han sobrevivido a la pena de muerte. En Estados Unidos, Romell Broom fue sentenciado a la pena capital por violación y homicidio de una niña de 14 años. Cuando lo pusieron en la cama para la inyección letal, los médicos no le encontraron ni una vena útil, así que lo picaron 18 veces. A pesar de ello Broom no murió, sólo le quedaron atrofiados algunos músculos. Actualmente sigue cumpliendo su sentencia.

1.- Accidente en una montaña rusa.

Vicky Balch tenía 20 años cuando subió a la montaña rusa “The Smiler”, en el conocido parque de diversiones británico Alton Towers. Su carro chocó contra otro que se encontraba detenido en medio de los rieles. Ella perdió una pierna, pero eso no truncó su sueño de modelar. Se recuperó y ahora posa desnuda, para derribar prejuicios.