Vivieron un tiempo con su hija muerta por más de dos semanas. La acostaban en una cuna refrigerada

Dicen que no existe peor dolor en el mundo que ver partir a un hijo para siempre. La muerte de un ser querido, y el duelo que le sobreviene, es siempre difícil de aceptar y de alcanzar resignación. Para esta pareja del Reino Unido no fue diferente.

Charlotte y Attila Szakacs son una pareja británica con una historia muy peculiar. En septiembre del año pasado, y cuando estaban en la semana 20 de su embarazo, recibieron una noticia desgarradora: su pequeña, Evlyn, sufría de una anomalía cromosómica que le daba una expectativa de vida muy corta.

Resultado de imagen para Vivieron un tiempo con su hija muerta por más de dos semanas. La acostaban en una cuna refrigerada

“Cuando recibimos la noticia, Attila y yo nos quebramos por completo. Creo que más en ese momento que cuando murió“, contó Charlotte.

Recibieron a la pequeña con todo el amor que puede esperarse, sin embargo Evlyn nació con un cerebro sin desarrollarse, los pulmones obstruidos y una aorta estrecha, por desgracia apenas cuatro semanas después de llegar a este mundo murió.

Después de esto a la pareja, y con total autorización de la autoridades sanitarias, se le permitió convivir con el cuerpo de su hija fallecida durante 16 días – 12 en el hospital y 4 en casa – antes de despedirla por fin y para siempre. Charlotte y Attila compartieron esta experiencia en sus redes sociales.

Entre otras cosas, pasearon a la pequeña Evlyn y la llevaron a un parque; en casa dormía en una cuna refrigerada especialmente preparada por los empleados del hospital para que pudieran conservar el cuerpo durante los días que se les permitió tenerlo.

Imagen relacionada

“La última noche durmió en la cuna que le habíamos preparado”, contó Charlotte;

“Sé que quizás no sea la mejor opción para todos, pero para nosotros fue tan importante poder tener ese tiempo de familia y poder abrazar a nuestra pequeña niña. Creo que haber pasado el tiempo con ella hizo una diferencia. Poder hacer todas las cosas que imaginas como sacarla en un cochecito de paseo, nos ayudó emocionalmente”.

De acuerdo la Doctora Michelle Hills, pediatra del Hospital Martin Housey, “Esto les ayuda a crear memorias. Algunas familias quieren empujar a su bebé en el cochecito que han comprado, llevarla a casa a la cuna que tienen preparada. Para algunos, esto les ayuda en el proceso de duelo”.

Resultado de imagen para Vivieron un tiempo con su hija muerta por más de dos semanas. La acostaban en una cuna refrigerada

Sin duda una experiencia que generará polémica; habrá que entender el sufrimiento de la pareja.

Y tú, ¿qué opinas de la decisión que tomó esta familia como forma de despedida, crees que halla sido una buena decisión por parte de las autoridades permitirlo?

¿Como ayudar a una familia que ha perdido su bebé…?

Escucha lo que los padres dicen sobre su pérdida, el amor de un padre es algo que no puede medirse en semanas o meses.

Usa el nombre del bebé si han elegido alguno.

Mantén contacto con ellos para evitar que se sientas solos.

No evites a los padres en duelo sólo porque te sientes incómodo.

No sugieras lo que un padre en duelo debe hacer o sentir. Cada quien vive esta etapa de forma diferente.

No dejes de apoyar a los padres después de unos pocos días o semanas.

No asumas que un nuevo embarazo o bebé cancelará el dolor de una perdida reciente.