Todos los días este padre lleva a su hija a este hoyo, la razón ha hecho llorar a muchos de tristeza.

Para una persona no debe haber nada más importante que la familia, las cuales son esas personas indispensables para nosotros, con las cuales más compartimos y disfrutamos de nuestro tiempo, que son nuestra propia sangre.

Por lo que cuando cada persona va creciendo busca hacer su propia familia, donde se dice que uno de las mejores experiencias que puede tener una persona es ser padre o madre, disfrutar y buscar criar a sus hijos de la mejor forma, etc.

Resultado de imagen para Todos los días este padre lleva a su hija a este hoyo, cuando sepas por qué llorarás de la tristeza…

Con todo lo anterior dicho jamás puede ser un secreto que no debe haber cosa más dolorosa que sufrir la muerte de cualquier persona querida, pero peor aún de alguien de tu familia, el solo hecho de pensar que jamás lo volverás a ver ni compartir más.

Esta es la dura historia de un hombre llamado Zhang Liyong y su pequeña hija Zhang Ixinlei quien ya sabía que su pequeña muere lentamente por una terrible enfermedad y peor aún siendo pequeña y apenas conociendo el mundo.

Lo más doloroso lo viven diariamente al jugar en el lugar que será la tumba de la niña en las próximas semanas. Lo terrible se da porque la niña fue diagnosticada con tan solo 2 meses de edad de una malvada enfermedad llamada talasemia.

Esta enfermedad es un trastorno sanguíneo que de no tratarse resulta mortal. Esta familia es originaria de la provincia de Sichuan, y luego de gastar todo su dinero en tratamientos ya no les fue posible continuarlos. Por lo que la familia busco dinero prestado a sus conocidos, pero como no podían pagar y la deuda era muy grande y optaron por prepararse para lo peor.

Resultado de imagen para Todos los días este padre lleva a su hija a este hoyo, cuando sepas por qué llorarás de la tristeza…

El mensaje del padre es duro: “Aquí descansará en paz”, sobre la tumba que cavó con sus propias manos cerca de su casa. Diariamente después de trabajar se va con su nena a la tumba a jugar un rato, para que ella se acostumbre al lugar donde pasará toda la eternidad.

Esto acto es considerado por muchos lo consideran triste, pero Zhang Liyong está convencido de que es lo mejor para que su hijita no tema a la muerte. Ixinlei a veces lleva juguetes, otras abraza a su mascota mientras su padre le muestra cómo debe descansar después de morir.

Su familia ha buscado muchas soluciones por lo que tanto su padre como su madre tenían la esperanza de donar sangre para que se recuperara, pero les dijeron que no eran compatibles. Después consideraron tener un segundo bebé para que de ahí pudiera realizarse, y aunque la madre logró embarazarse, no tienen dinero para realizar el procedimiento necesario.

Finalmente esta triste historia de la familia Zhang se diera a conocer en medios internacionales, varias personas han realizado donaciones para que pueda seguir el tratamiento de la niña, pero hasta ahora no se sabe si la cantidad es suficiente para mantenerla con vida o realizar el transplante con su hermano una vez que nazca.

Con esta historia debemos valorar tener salud y nuestra familia, valoremosla y disfrutemos de las principales razones de la felicidad, porque el dinero no siempre es todo!